Ensalada de apio, manzana y queso azul

Empezamos el lunes con una de mis mil ensaladas preferidas.

Ya sé que a simple vista, para muchos de vosotros, no resulta muy sugerente una ensalada de apio, pero os aseguro que la combinación de sabores, la convierten en una ensalada para lucirse.

Parece que septiembre es un mes en el que planeamos nuevos retos, objetivos y abrimos la carpeta de pendientes para dar luz verde a tareas casi imposibles.

Pues vamos a darle una oportunidad a esta verdura y os animo a probar esta ensalada, que aunque es un clásico, nos va a permitir variar nuestro menú semanal, de una forma saludable.

Empezamos,

Ensalada de apio, manzana y queso azul

Ensalada de apio, manzana y queso azul

 

INGREDIENTES (para la ensalada)

  • 2-3 pencas de apio
  • 1 manzana Granny Smith (color verde)
  • 1 limón
  • 1 pedazo (al gusto) de queso azul
  • 1 cucharada de pasas sultanas
  • 1 cucharada de nueces picadas

 

INGREDIENTES (para el aliño) 

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre
  • ½ cucharadita de azúcar

Empezamos haciendo el aliño. Bastará con poner los ingredientes en un vaso y batir con un tenedor. Añade las pasas. Reservamos.

Lavamos bien el apio y cortamos la parte de las hojas. Estas hojas no las tiraremos, pueden servirnos para un caldo, una crema de verduras, un batido…

Con un pelador de patatas, iremos sacando tiras al apio. Lo vamos acomodando en un plato.

Lavamos la manzana, la cortamos en lonchas finas y las rociamos con el zumo de limón para que no se oxiden y oscurezcan.

Por encima del apio ponemos el queso cortado en trocitos, las nueces y colocamos las láminas de manzana.

Por último, volvemos a mezclar la vinagreta reservada y añadimos.

Ensalada de apio, manzana y queso azulwww.mimejorhornada.com

Ensalada de apio, manzana y queso azul

Listo.

 

 

Olga

 

 

 

 

 

 

 

 

Patatas en salsa verde

Hoy vamos a preparar una receta que hacía mi madre y que seguramente la mayoría conoceréis.

Con unas sencillas patatas y poco mas, tendremos un plato sorprendentemente bueno.

No es un plato para comer todos los días, pero de vez en cuando o para servirlo de acompañamiento con un plato de carne o de pescado, queda la mar de rico.

Al hacerlo en salsa, el rebozado de la patata se esponja y acompañado con la salsa queda sencillamente divino.

Anímate a probarlo y a rememorarlo, porque hay platos, olores y sabores que alimentan los recuerdos y emocionan doblemente.

Empezamos,

Patatas en salsa verdewww.mimejorhornada.com

Patatas en salsa verde

INGREDIENTES (PARA DOS RACIONES APROXIMADAMENTE) 

  • 2-3 patatas de tamaño medio
  • 1 huevo (para rebozar las patatas)
  • 3 cucharadas soperas de harina de todo uso
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • unas ramitas de perejil (solo las hojas)
  • 2 huevos (que vamos a cocer)
  • aceite para freír
  • sal

En un cazo, ponemos agua a hervir. Con ayuda de una cuchara ponemos los huevos que deberán cocer a fuego medio durante 10 minutos. Sacamos y reservamos.

Calentamos abundante aceite en una sartén. Mientras tanto vamos pelando las patatas y cortándolas en rodajas gruesas. Salamos.

Preparamos un plato con el huevo batido y en otro plato la harina para rebozar.

Cuando el aceite esté caliente, vamos pasando de una en una, las rodajas de patata por la harina y luego por el huevo y las vamos friendo en el aceite hasta que tomen color.

Colocamos las patatas en una cacerola, hasta terminar con todas.

Retiramos de la sartén el aceite de freír, dejando un par de cucharadas y añadimos una cebolla bien picadita y un diente de ajo. Dejaremos que se hagan a fuego medio hasta que la cebolla esté cocinada pero no tostada. Añade las hojas de perejil y mezcla. Pon una cucharadita de harina en la sartén y vuelve a mezclar durante un minuto aproximadamente.

Echaremos un chorrito de agua, integramos y pasamos al vaso de la batidora. Trituramos todo, y lo añadimos a las patatas. Ponemos más agua en la cacerola, no tenemos que cubrir las patatas, las dejaremos con aproximadamente un dedo por debajo. Salamos.

Dejamos cocer a fuego suave durante 30 minutos.

De vez en cuando y para que la patata no se rompa, moveremos la cacerola suavemente, pero sin meter la cuchara.

A mí me gusta que la salsa quede más espesa, trituro una patata, una vez cocida y la añado al guiso.

Cuando esté listo, sirve. Pon perejil picado por encima y los huevos cocidos picados.

Listo.

Patatas en salsa verdewww.mimejorhornada.com

Patatas en salsa verde

 

Olga

Yogur casero sin yogurtera y receta de queso crema

Hoy haremos yogur, con una receta de lo mas sencillo, y sin necesidad de yogurtera, ni de ningún tipo de máquina.

Yo utilizo leche fresca. Esta leche, es lo mas parecido a leche que podemos encontrar después de la cruda, y que no tengo muy claro si podemos comprarla. Su sabor es distinto a la del brick, (también según la marca), con mas sabor a leche.

En la uperización, que es la que viene en brick, la leche se calienta a mas alta temperatura para que pueda conservarse sin frío durante meses. La pasterizada, se calienta a una temperatura inferior y por este motivo debemos mantenerla refrigerada. Normalmente tiene una caducidad de una semana.

Afortunadamente, cada vez es más fácil encontrarla en los supermercados, en tiendas, hay empresas con servicio a domicilio e incluso máquinas en las que tu mismo te sirves.

Esta última idea me encanta, y siempre que tengo oportunidad la compro.

Sería estupendo que se pudiera recuperar el consumo de leche mas saludable. Lamentablemente no hay tantos puntos de venta como nos gustaría.

Para comprar la leche en estas máquinas expendedoras puedes llevar tu botella, (yo uso de cristal, me parece más higiénico y así no hay necesidad de reciclar el envase), o comprarla en la máquina (opción de plástico o de cristal). Yo compro el litro de leche a 0,80€.

Dispensador de leche fresca en Avilawww.mimejorhornada.com

Dispensador de leche fresca en Avila

Una vez hecho, puedes guardar dos medidas de yogur del casero para la próxima vez que lo hagas y así sucesivamente hasta dos o tres veces mas.

Empezamos,

INGREDIENTES 

  • 1 litro de leche fresca entera
  • 2 yogures griegos naturales sin azúcar

Ponemos una cacerola al fuego con la leche y esperamos a que caliente, sin que llegue a hervir. Cuando veas que empieza a humear, bajamos el fuego y dejaremos un par de minutos más. Retiramos la cacerola del fuego (tapada) y dejamos que la temperatura baje, hasta que al tocarla no nos quememos. Añadimos los yogures y mezclamos bien, con unas varillas manuales o con batidora. Tapamos la cacerola con su tapa y la cubrimos muy bien con trapos de cocina o un paño acolchado. La dejaremos reposar toda la noche en un sitio cálido, libre de corrientes, donde pueda mantener la temperatura. Si la dejas en la cocina, ayudaremos cerrando la ventana y la puerta, en los meses fríos, si hace buen tiempo no es necesario.

A la mañana siguiente, ya estará listo nuestro yogur.

Yogur sin yogurterawww.mimejorhornada.com

Yogur sin yogurtera

Este yogur será el ingrediente que necesitamos para conseguir nuestro queso crema.

Pondremos un recipiente, encima un colador y cubriendo el colador una gasa de algodón. Esta gasa puedes encontrarla en farmacias y son económicas.

Dependiendo para que lo utilices, puedes añadir un poco de sal al yogur. Echamos el contenido del yogur encima de la gasa. El yogur irá soltando el suero. Este suero no hay que tirarlo, es proteína, yo lo congelo y puedes utilizarlo para hacer bizcochos, batidos…

Tendrás que dejarlo varias horas en la nevera(de dos a cuatro horas), hasta conseguir la consistencia que quieras darle. Cuanto mas tiempo, quedará mas espeso. Podemos ayudar a que suelte líquido, haciendo un pequeño saco con la gasa y retorciendo los extremos. Cuando esté bien comprimido, abre el saco y verás que está compacto, como la foto que ves abajo.

Queso cremawww.mimejorhornada.com

Queso crema

Puedes dejarlo tal cual para los bocadillos, tostadas, ensaladas o mezclarlo con hierbas aromáticas, pimentón, ajo, cebolla picadita…

Listo.

Yogur casero sin yogurtera y queso cremawww.mimejorhornada.com

Yogur casero sin yogurtera y queso crema

Listo.

 

Olga

Pan paleo en sartén

Hoy prepararemos un pan paleo, que no es otra cosa que un pan, que en realidad no es pan, hecho sin harina de trigo.

En este caso utilizaremos harina de avena. Sin gluten, sin complicaciones, de lo mas saludable, cargadito de energía y lo tendrás listo en un momento, porque lo cuajaremos en la sartén.

Es un pan compacto, estupendo para rellenar y perfecto si quieres llevarlo para comer al campo, o al trabajo, porque aguanta lo que le echen. 

Si lo tomáis con cualquier relleno os sabrá a pan. Puede asemejarse al pan Thins de Bimbo, pero con mucho más sabroso, mas nutritivo y mas saludable.

Yo he añadido cebolla y ajo en polvo, para dar un toque extra de sabor. En caso de que no te guste, puedes añadir orégano, perejil, pimienta, curry …

Empezamos,

Pan paleo en sarténwww.mimejorhornada.com

Pan paleo en sartén

 

INGREDIENTES (para un pan pequeño de 14 cm)

  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de harina de avena
  • 50 gr pipas de calabaza
  • 100 gr de almendra cruda
  • un buen pellizco de cebolla en polvo
  • un buen pellizco de ajo en polvo
  • 2 cucharadas de agua
  • sal

Lo primero que haremos será moler las pipas de calabaza y la almendra cruda. En caso que no tengas un procesador para moler y para no complicarnos, puedes comprar la almendra molida y hacer el pan solo con almendra.

Yo he utilizado 100 gr de almendra cruda y 50 gr de pipas de calabaza. ¡OJO!!!!!! De esta mezcla solo utilizaremos dos cucharadas soperas. El resto lo dejo en un bote, que va a la nevera y me sirve para hacer mas panes o para añadir a un yogur, a una ensalada, a los cereales…

Ahora batiremos los huevos, añadimos la harina de avena, las dos cucharadas de la mezcla de pipas de calabaza y almendra cruda, la cebolla, el ajo, las dos cucharadas de agua y la sal. Mezclamos bien.

Ponemos una sartén antiadherente a fuego medio, con un poquito de aceite, que extenderemos por toda la base y los laterales. Tapamos con una tapa de una cacerola para ayudar a que se cuaje. Dejamos unos minutos, comprobaremos que el pan se está cuajando por el borde, aunque en el centro sigue ligeramente crudo. Esperaremos hasta que el centro esté algo más cuajado, para que al darle la vuelta no se nos vierta la masa. Damos la vuelta y dejaremos un par de minutos como mucho.

Sacamos y dejamos que enfríe antes de cortarlo.

Pan paleo en sarténwww.mimejorhornada.com

Pan paleo en sartén

Listo.

Olga

 

Galletas de semillas y parmesano

Vamos con un estupendo y completísimo tentempié, cargado de energía y que también te servirá para acompañar cualquier plato.

Estas galletas tienen un montón de variedades. En este caso he utilizado estos ingredientes, pero ya sabes que puedes utilizar otras semillas, otras hierbas secas, añadir especias …

El tiempo de horneado es largo. Te sugiero para aprovechar el uso del horno, ases por ejemplo unas patatas, que te servirán para preparar una ensalada o servirlas con una salsa.

Empezamos,

Galletas de semillas con parmesanowww.mimejorhornada.com

Galletas de semillas con parmesano

INGREDIENTES

  • 40 gr de semillas de lino
  • 40 gr de chía
  • 80 gr de pipas de calabaza
  • 1 diente de ajo picadito
  • 2-3 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • ½ cdta de sésamo dorado (el normal)
  • ½ cdta sésamo negro
  • ½ cdta sal

Ponemos las semillas de lino y de chía en un vaso lleno de agua hasta la mitad. Dejaremos durante 20 minutos.

En un bol ponemos las pipas de calabaza, el ajo picado, el queso parmesano, el orégano seco, los dos tipos de sésamo y la sal. Mezclamos y añadimos las semillas que están en remojo. Integramos todo.

Nos ponemos unas gotas de aceite de oliva en las manos, para poder trabajar mejor la masa y extendemos la mezcla sobre un trozo de papel de horno. Ponemos encima otra lámina de papel y con la ayuda de un rodillo, la dejaremos bien fina. Ten en cuenta que cuanto mas fina quede mas crujientes quedará.

Llevamos al horno precalentado a 140°, durante 40 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, daremos la vuelta y dejaremos otros 40 minutos. Sacamos, cortamos en cuadraditos o con las manos hasta que hayan enfriado.

Listo.

¡A DISFRUTAR!

Olga

Láminas de pasta filo especiadas

Hoy haremos un acompañamiento, que te servirá para una cena informal, para un picoteo, el aperitivo…

Espero que hayas guardado alguna lámina de pasta filo de la que utilizamos la semana pasada para hacer los rollitos de nueces y miel. Con 2 o 3 láminas tendremos suficientes para un plato.

Estas son mis sugerencias, pero puedes añadir las especias que mas te gusten o utilizar tu mezcla perfecta.

El resultado es crujiente, sabroso e irresistible.

Como siempre, otra receta fácil, rápida y buenísima.

No hay excusa para meterse en la cocina.

Empezamos,

Láminas de pasta filo especiadaswww.mimejorhornada.com

Láminas de pasta filo especiadas

 

INGREDIENTES

  • Láminas de pasta filo
  • Curry
  • Cebollino
  • Pipas
  • Albahaca con ajo en polvo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Precalentamos el horno a 180°, con calor arriba y abajo.

Preparamos la bandeja del horno, con papel para hornear.

Con cuidado, ya sabes que la pasta filo es delicada, vamos poniendo las láminas sobre la mesa de trabajo y con la ayuda de un pincel, iremos extendiendo el aceite.

No es necesario que pongas mucho aceite.

Espolvoreamos con la especia que hayas elegido, salamos ligeramente y vamos doblando formando las tiras. Yo lo he doblado a la mitad, uniendo los extremos al centro y volviendo a unirlos al centro, hasta conseguir el tamaño que veis en la foto. Al ser las tiras largas las he cortado a la mitad.

A medida que vayas doblando, iremos pincelando y añadiendo especias.

Cortamos con la ayuda de un cuchillo o tijeras y vamos colocando en la bandeja.

Puedes amontonar 4 ó 5 tiras para aprovechar el espacio en la bandeja, se harán perfectamente. Espolvorea la última capa.

Llevaremos al horno de 5 a 10 minutos o hasta que veas que está doradito.

Listo.

 

Láminas de pasta filo especiadaswww.mimejorhornada.com

Láminas de pasta filo especiadas

¡A DISFRUTAR!!

 

Olga

Patatas al horno con albahaca

 

La sencillez de un ingrediente como la patata y la excelencia de un plato como el que hoy prepararemos.

Os aseguro que se puede convertir en el plato mas deseado de la mesa y para lucirse en cualquier ocasión, porque es un acompañamiento perfecto.

Cuando compres patatas, y para que tengas un mejor resultado, asegúrate de que sea una patata para asar. El número de patatas que utilizaremos, irá en función del tamaño de la fuente. Las patatas tendrán que quedar juntas para que no bailen y se separen.

Si puedes elegir y la encuentras, utiliza albahaca fresca. En muchos supermercados, la puedes encontrar en maceta o en la zona de refrigerados.

La albahaca le da un sabor cítrico estupendo a las patatas.

Puedes aprovechar para hacer estas patatas a la vez que horneas algún asado y así rematar la faena.

Empezamos,

Patatas al horno con albahacawww.mimejorhornada.com

Patatas al horno con albahaca

INGREDIENTES

  • Patatas para asar
  • 3-4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 diente de ajo picadito
  • 1 puñado de queso parmesano
  • 1 chorrito de agua
  • unas hojas de albahaca fresca
  • sal

 

Empezamos encendiendo el horno a 200°, con calor arriba y abajo.

Pelamos y lavamos las patatas. Si tienes una mandolina o un rallador, puedes utilizarlo para rebanar las patatas. Si no lo tienes, iremos cortando las patatas en rodajas algo mas gruesas que para tortilla, sin que pierda la forma y las vamos acomodando en la fuente que vaya ir al horno.

Vertemos el agua encima, mas o menos para que cubra el fondo de la fuente, salamos y regamos con el chorrito de aceite y las hojas de albahaca, que colocaremos por encima.

Dejaremos en el horno, durante aproximadamente algo mas de una hora.

De vez en cuando, ves mojando las patatas con el líquido que tenemos en la fuente. Puedes ayudarte con un pincel. Si fuera necesario añade unas cucharadas mas de agua para que no se quede seco, lo que queremos conseguir es que cuando la patata esté terminada quede una poquito de salsita. 

En los últimos minutos, cuando veas que al pincharla está blandita, reparte la cucharada de mantequilla por encima de las patatas y si fuera necesario, ves abriendo un poco las láminas de patata, para repartirla bien.

Puedes añadir también el ajo, pero ten cuidado, porque tiende a quemarse con facilidad.

Cuando las veas doraditas, estarán listas.

En este momento, echaremos el queso por encima y con el calor de la patata será suficiente para que se funda.

Sácalas del horno, deja que pierdan un poco el calor y aprovecha para regarlas nuevamente con el líquido que nos quedó en la fuente.

¡A DISFRUTAR!!

Patatas al horno con albahacawww.mimejorhornada.com

Patatas al horno con albahaca

Olga

Cebolla caramelizada (sin azucar)

mimejorhornada.com-910

Cebolla caramelizada con queso de cabra

 

Os he comentado en varias ocasiones, que siempre hay que tener un fondo de nevera, para tener un poco organizada la comida de la semana y comer bien y saludable.

En casa, las cenas suelen ser mas improvisadas que las comidas y para ello dejo hecho dos o tres platos que me sacan de cualquier apuro.

En este caso, la cebolla caramelizada, es uno de esos platos.

Lo puedes utilizar en una ensalada, queda estupendo, en una tosta con queso de cabra, en unas tartaletas, en bocadillos, con pasta … en fin, hay un montón de posibilidades.

Es verdad que podemos encontrarla ya preparada, pero de lo que se trata es de hacerlo tu mismo. Ese es el objetivo. De esta forma controlas grasas y azucares innecesarios. De hecho, esta receta no lleva nada de azúcar y ya veréis como tampoco le hace falta.

Os aseguro que el resultado es sorprendente. La cebolla cuando carameliza, saca el dulzor natural y queda realmente deliciosa.

Es de elaboración muy sencilla, pero armaros de paciencia porque os llevará un rato. Merece la pena cada minuto empleado en su elaboración.

Empezamos…

 

INGREDIENTES 

  • 3 cebollas (yo utilice moradas)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • sal

Vamos a partir las cebollas en juliana. Pondremos una cacerola al fuego con el aceite, añadimos las cebollas. Tenemos que cocinarlas a temperatura baja, durante tres horas. No os asustéis, de esta manera conseguimos que la cebolla desprenda todos sus azúcares y se caramelice maravillosamente.

Podéis prepararla mientras cocináis otro plato y no os daréis ni cuenta, porque se hacen casi solas. Para que os hagáis una idea, el termostato de mi cocina tienes hasta 6. Las he cocinado entre 1 y ½ y 2.

Removeremos de vez en cuando con una cuchara. En la última hora, tendremos que mezclar mas frecuentemente.

Una vez transcurrido el tiempo, pasar a un bote de cristal, dejamos que enfríe y llevaremos a la nevera.

Listo.

mimejorhornada.com-911

Ensalada con cebolla carameliza con aliño de soja y pecanas

 

Olga

 

NOTAS 

– Puedes hacer menos cantidad, de cualquier manera congela sin problemas. Puedes guardarlos en paquetitos pequeños de papel transparente de cocina, para utilizarlo cuando necesites.