Dos recetas saludables con kale

Me gusta probar productos nuevos o desconocidos en mi cocina. Es el caso del kale o col rizada.

Os tengo que contar una debilidad, los mercados. El otro día haciendo la compra, la ví y no pude resistirme.

Esta verdura a entrado con fuerza y se ha colocado en los primeros puestos de los súper alimentos por la cantidad de vitaminas (vitamina C, A y K) y minerales que contiene. Tiene mas calcio que la leche y mas hierro que la carne. Es antioxidante, anti-inflamatorio, bajo en calorías y rico en fibra.

Hoy os traigo dos recetas, a cual mas buena, para que os animéis a probarla.

La primera es un batido multivitaminas. Me encantan estos smoothies en los que combino frutas y verduras. Tan sanos y fresquitos que apetecen a cualquier hora.

Empezamos.

 

mimejorhornada.com-892

Smoothie de kale

 

 

INGREDIENTES SMOOTHIE DE KALE

 

  • 5 hojas de kale
  • 1 rama de apio
  • ½ mango
  • 1 manzana verde
  • 1 kiwi
  • 1 cdta. de ralladura de jengibre fresco
  • Agua

 

Lavamos el kale y la rama de apio (quitando con ayuda de un cuchillo las hebras que tiene). Lavamos y pelamos el mango, la manzana y el kiwi. Rallamos el jengibre.

Incorporamos todo en una batidora y añadimos un poquito de agua para facilitar el batido. Batimos hasta que la mezcla quede homogénea. Listo.

 

La segunda, un snack de kale…

mimejorhornada.com-891

Snack de kale

 

INGREDIENTES SNACK DE KALE

 

 

  • Hojas de kale
  • 1 cdta aceite de oliva
  • alguna especia que te guste
  • sal

 

Lavamos las hojas de kale, para eliminar restos de tierra. Iremos quitando los ramilletes de los lados, desechando el nervio central, (puedes guardarlo y utilizarlo para hacer un caldo de verduras o pollo).

Precalienta el horno a 180 grados.

Vamos a eliminar el exceso de agua con un centrifugador de verduras o con papel de cocina. Lo ponemos en un bol y sazonamos con la especia que hayamos elegido. Yo utilice ras el hanout. Puedes utilizar curry, jengibre, pimienta, cúrcuma, orégano … o simplemente tal cual, sin añadir nada. Añade el aceite de oliva y mezcla muy bien. Añade una pizca de sal, pero poca, porque no la necesita.

En una bandeja de horno, con papel de horno, coloca las hojas de kale separadas y hornea a 180 grados durante 8 minutos. Tienes que estar muy pendiente del horno, para que no se quemen. Comprueba que están crujientes, ya sabes que cada horno es un mundo.

Listo.

 

¡A DISFRUTAR!!

 

 

Olga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *