Helado de miel con nueces

mimejorhornada.com-865

Helado de miel con nueces

 

 

Vamos a empezar la semana con un helado riquísimo y mas fácil que comértelo.

Probad a hacer helado casero, es una maravilla. En todo momento sabremos lo que lleva, y controlaremos también las grasas, adaptándolo a nuestros gustos y necesidades.

El helado de hoy tiene la particularidad de no llevar azúcar, lo que lo hace mas sano y además lleva leche evaporada. Seguramente esta le aporta menos cremosidad, pero también hace que añadamos la mitad de calorías. Vamos que podemos disfrutar de una ración de nuestro helado sin problema.

Empezamos.

 

 

 

Ingredientes

 

  • 250 ml leche entera
  • 250 ml leche evaporada
  • 100 ml miel
  • un puñado de nueces picadas
  • 1 cdta. extracto de vainilla

 

 

Vamos a calentar la leche y disolver en ella la miel. Cuando esté bien disuelta, incorporamos la leche evaporada. Mezclamos. Dejamos que enfríe la mezcla y la llevaremos al frigorífico hasta que este bien fría.

Podemos hacerlo con heladora y lo tendrás listo en 10 a 15 minutos, o bien a mano. El resultado varía un poco, pero quedará igualmente rico.

Si lo hacemos con heladora, tendremos que echar las nueces cuando el helado esté casi listo. Si lo hacemos a mano, echaremos las nueces justo antes de meterlo en el congelador y mezclaremos para repartirlas.

A mano, necesitaremos un recipiente alargado. Volcaremos el helado en el y llevaremos al congelador durante 30 minutos. Sacamos mezclamos y volvemos al congelador. Sacaremos y mezclaremos cada media hora, hasta que veamos que el helado esta hecho.

Listo.

mimejorhornada.com-862

Helado de miel con nueces

¡A DISFRUTAR!

 

Olga

 

 

NOTAS

 

  • Puedes hacerlo mas cremoso sustituyendo la leche evaporada por nata para montar.
  • Si el sabor de la miel, no te enloquece, añade una cdta de extracto de vainilla. Disimulará el sabor.

2 pensamientos en “Helado de miel con nueces

    • Hola Irmina,
      si verdad. A mi me gusta mucho la miel y este me parece mas saludable. Suelo hacerlo de vez en cuando para quitarme el gusanillo de lo dulce. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *