Bolitas de zanahoria saludables

Vamos a empezar la semana de forma saludable prepararando un bocado sin azúcar, perfecto para tomar algo dulce sin remordimientos.

Me parecen perfectos para dejar preparados si no tienes mucho tiempo para desayunar, para acompañar un té, un café, a media mañana, de postre…

Puedes añadir trocitos de chocolate, pasas o bañarlos en chocolate. En este caso he utilizado pipas de calabaza, pero puedes hacerlo con almendras, nueces, avellanas, pistachos o el fruto seco que tengas mas a mano.

Los tendrás listos en 10 minutos.

Empezamos,

Bolitas de zanahoria saludableswww.mimejorhornada.com

Bolitas de zanahoria saludables

 

INGREDIENTES (para las bolitas) 

  • 4 dátiles
  • 1 zanahoria grande
  • 2 cucharadas de coco rallado
  • 1 puñado de pipas de calabaza sin tostar
  • ½ cdta de canela molida
  • 1 cdta de aceite (oliva, coco, sésamo …)

 

INGREDIENTES (para la cobertura) 

  • Semillas de sésamo
  • Cacao en polvo
  • Coco rallado

Empezamos pelando y troceando la zanahoria. Quitamos los huesos a los dátiles.

En un procesador o picadora, ponemos la zanahoria, los dátiles, el coco rallado, las pipas de calabaza, la canela y el aceite. Picaremos hasta que estén bien triturados. A medida que vas triturando, tendrás que parar e ir bajando lo que se quede en las paredes del recipiente.

Vamos a hacer las bolitas. Cogeremos porciones de masa e iremos dando forma redonda. Las ponemos sobre un plato.

Mientras tanto ponemos los ingredientes de la cobertura, cada uno en un bol distinto.

Sacamos las bolitas y ponemos de una en una en el bol con la cobertura que quieras.

Vamos moviendo el bol, haciendo círculos. Esto hará que se cubran y que vayan cogiendo la forma redondeada. En el caso de las semillas de sésamo, tendrás que presionar ligeramente para que se queden pegadas.

Dejaremos en la nevera hasta el momento de servir.

Listo.

¡A DISFRUTAR!

Olga

Helado de chocolate ligero

Como veis, yo sigo con mis helados hechos en casa y de cara al fin de semana, seguro que tenéis un momento para hacerlos vosotros también. No tardaréis nada en tenerlos listos y todo son ventajas.

Me encantaría que probárais a hacer cualquiera de ellos, porque estoy segura que vais a repetir.

Esta receta pertenece al libro Recetas y momentos de webos fritos, helado falso de chocolate. He modificado ligeramente los ingredientes y la forma de prepararlo. Con ello conseguimos dos resultados distintos para elegir.

Es un helado muy fácil y rápido de preparar y al utilizar leche ideal en vez de nata, conseguimos un helado mas ligero, con muy pocos ingredientes. 

En la primera utilizaremos la leche evaporada casi congelada. Esta opción es mal dulce, porque añadimos cacao, la textura es muy suave y como con burbujitas. Al estar la leche muy fría y el chocolate templado, conseguimos que se formen como pequeños trocitos de chocolate irresistibles.

 Este helado hay que comerlo enseguida, es tan suave, que si hace mucho calor, no durará mucho.

En la segunda opción, utilizaremos la leche ideal (a temperatura ambiente) y la tableta de chocolate únicamente. 

Yo he utilizado chocolate con 0% azúcares añadidos. El resultado es mas compacto, sabor intenso a chocolate y perfecto para darte un capricho sin culpa. Necesitarás un bote de leche evaporada para cada elaboración.

Empezamos,

INGREDIENTES (para el helado)

  • 1 bote de leche evaporada de 410 gr (para las dos formas de prepararlo)
  • 150 gr de chocolate (para las dos formas de prepararlo)
  • 3-4 cucharadas de cacao en polvo (Nesquik, Cola Cao, cacao puro) solo para la primera forma)

 

INGREDIENTES (para la cobertura)

  • 1 tableta de chocolate blanco con oreo (solo la utilizaremos para la primera opción)
Helado de chocolate sin natawww.mimejorhornada.com

Helado de chocolate con cobertura de chocolate blanco

La primera forma de prepararlo es la siguiente. Volcamos la leche evaporada en un recipiente y lo llevamos al congelador durante una hora y media.

Pasado este tiempo, prepararemos el chocolate.

Pon la tableta de chocolate en un recipiente y llévalo al microondas hasta que veas que está casi derretido. Mezclaremos hasta disolver por completo. Reservamos.

Cuando saques la leche ideal, verás que alrededor del recipiente ha comenzado a congelarse ligeramente. Sacamos y comenzamos a batir con una batidora de varillas. Al poco verás que comienza a subir la mezcla. Deja que al menos duplique su volumen. Comenzamos a echar en hilo el chocolate que tenemos reservado, sin dejar de batir, y a continuación el cacao en polvo. Mezclamos hasta que quede integrado.

Lo llevaremos a un recipiente grande o a los moldes que hayas elegido. Si haces polos, ac uérdate de poner los palos de madera, cuando la mezcla haya endurecido ligeramente y el palillo aguante sin caerse. Dejaremos que congele bien, mejor de un día para otro.

A la hora de desmoldar, (si utilizas moldes), sácalos y déjalos a temperatura ambiente unos minutos. Tardaremos en poder sacarlos en función de la temperatura que tengamos.

Para hacer la cobertura. En un vaso de cristal, que llevaremos al microondas, ponemos la tableta de chocolate partida en trozos, hasta que se deshaga. Sumergimos el polo hasta cubrir con el chocolate blanco, sacudimos ligeramente para eliminar el exceso de chocolate y lo llevaremos a la nevera para que la cobertura endurezca. Listo.

Helado de chocolate sin natawww.mimejorhornada.com

Helado de chocolate ligero

La segunda opción es la siguiente. Batiremos la leche ideal pero esta vez a temperatura ambiente, hasta que duplique su volumen. Añadimos en hilo el chocolate derretido en el microondas, igual que el la primera opción, hasta que esté bien incorporado. En este caso no añadimos el cacao, para hacerlo más ligero, pero si lo prefieres puedes añadirlo. Es cuestión de ir variando para adaptarlo a tu gusto.  Volcamos en el recipiente y llevamos al congelador hasta el día siguiente.

Listo.

¡A DISFRUTAR!!

Olga

Helado de chocolate sin natawww.mimejorhornada.com

Helado de chocolate sin nata ni azucar

 

Pollo empanado (versión ligera)

Hoy vamos a hacer una estupenda receta de siempre, que me pide a gritos versionarla para hacerla mas saludable.

De esta forma conseguimos que el pollo quede muy jugoso y sin añadir la cantidad de aceite que se lleva al freírlo. El toque del pan le da un punto crujiente muy rico, con muchas menos calorías, y el tomate siempre queda perfecto en este plato.

Puedes acompañarlo con un poco de pasta cocida o una ensalada verde y tendrás una comida de lo mas completa.

Y no tiramos la leche de macerar el pollo. Con ella, haremos una tortilla, que según mi hija, es la mas rica del mundo y que os sabrá a poco.

Empezamos,

Pollo empanado (versión ligera)www.mimejorhornada.com

Pollo empanado (versión ligera)

 

INGREDIENTES (para macerar el pollo)

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 vaso y medio de leche
  • 1 diente de ajo

INGREDIENTES (para montar el plato)

  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 2 rebanadas de pan
  • queso parmesano
  • aceite de oliva
  • sal

INGREDIENTES (para aprovechar la leche de macerar el pollo)

  • pan rallado 
  • un huevo

Empezamos limpiando las pechugas de restos de grasa, las hacemos unos cortes, pero sin llegar a la base. Las ponemos en un recipiente, echamos leche hasta casi cubrirlas, un ajo picadito y sal. Dejaremos un buen rato. Es preferible que lo hagas con tiempo de antelación.

Frotamos un diente de ajo por todo el pan y pincelamos con un poco de aceite de oliva. Lo picamos con ayuda de un cuchillo o un procesador, dejando los trozos no muy pequeños. Reservamos.

En una fuente que irá al horno, ponemos unas cucharadas de tomate para cubrir la base, acomodamos las pechugas,(NO TIRAREMOS LA LECHE), ponemos el pan reservado y rallamos un poco de parmesano por encima.

Precalentamos el horno a 200°, con calor arriba y ajo. Cuando haya alcanzado la temperatura metemos la fuente en el horno y dejaremos de 10 a 15 minutos. Sacamos y espolvoreamos algo mas de queso. A la mesa.

Vamos con la tortilla. Echaremos un huevo en la leche de macerar el pollo. Batimos y salamos. Añadimos pan rallado. Dejamos que repose unos minutos antes de cuajar. Tenemos que obtener una masa mas bien espesa. Utiliza una sartén antiadherente para cuajarla. Ten cuidado al darle la vuelta, para que no se rompa.

Tortilla de panwww.mimejorhornada.com

Tortilla de pan

Listo.

¡A DISFRUTAR!!

Olga

 

Pepino en vinagre con miel

Empezamos semana y hoy haremos una receta rápida, sencilla y riquísima con pepinos.

El pepino es un ingrediente que da mucho juego en mis platos, sobre todo en verano, es tan fresco y tiene tantas posibilidades y tantas recetas.

Vas a tardar un suspiro en tenerlos listos, y no vamos a añadir nada de lo que habitualmente encontramos cuando los compramos.

Puedes ajustar la cantidad de miel y vinagre, en función de lo fuerte o suaves que los quieras.

Puedes utilizarlos como snack, en bocadillos, en una ensalada alemana, o de legumbres…

Si no tenéis semillas de mostaza, añadir algo de pimienta molida, pero no dejes de probarlos.

Empezamos,

Pepinillos en vinagre con mielwww.mimejorhornada.com

Pepinillos en vinagre con miel

 

INGREDIENTES

  • 2 pepinos no muy grandes
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cdta sal
  • semillas de mostaza (opcional)
  • eneldo fresco o seco

Empezaremos haciendo el aliño. En un frasco de cristal (que será en el que se queden los pepinillos) ponemos el vinagre, la sal y la miel. Lo mezclamos muy bien, hasta que la miel se haya disuelto. Lavamos muy bien el pepino, ya que lo dejaremos con la piel.

Vamos a cortarlo con ayuda de una mandolina o un cuchillo, en rodajas finas.

Añadimos el pepino al frasco de cristal y agitamos. Llevaremos a la nevera un mínimo de un par de horas, para que macere. Puedes tenerlo semanas en la nevera y verás que cuanto mas los dejes, estarán mas ricos.

Listo.

¡A DISFRUTAR!!

 

Olga

Rollitos vietnamitas

Hoy vamos a preparar unos riquísimos rollitos vietnamitas, ideales para cuando el calor hace que no tengas ganas de entrar en la cocina.

Son tan fáciles, que seguro que no te podrás resistir a hacerlos. Si tienes una cena informal son estupendo, porque es un plato para comer con las manos. Acompañaremos los rollitos con una salsa sencilla y a mojar como si fueran churros.

La textura es muy suave, con sabor fuerte por la salsa, con el crujiente de los vegetales, la suavidad del aguacate y el toque a fruto seco del sésamo. Una explosión para el paladar.

Si alguno de los ingredientes no te gustan, o no los tienes a mano, suprímelo.

El papel de arroz puedes encontrarlo en supermercados grandes, en la sección de productos de otros países. Normalmente viene con el nombre de spring roll wrappers.

Apunta los ingredientes en la lista de la compra, y ya puedes ir organizando la cena en casa.

Empezamos,

Rollitos vietnamitaswww.mimejorhornada.com

Rollitos vietnamitas

 

INGREDIENTES

  • 1 paquete de obleas de arroz
  • 1 taza de arroz salvaje o el que prefieras
  • 1 pepino
  • 1 zanahoria
  • 1 aguacate
  • 1 cebolleta (tiene un sabor mas suave)
  • 1 cucharada de copos de alga nori
  • sésamo
  • salsa de soja
  • aceite de sésamo o de oliva
  • cebollino fresco (opcional)

 

Empezaremos cociendo el arroz. Normalmente pondremos a hervir el doble de agua que de arroz, pero hay que tener en cuenta que puede variar dependiendo del arroz. Ponemos el agua con sal a hervir a fuego fuerte y cuando hierva echamos el arroz y bajamos el fuego. Dejaremos durante 16 minutos aproxidamente. De cualquier manera fíjate en las indicaciones del fabricante, ya que dependiendo del arroz, el tiempo de cocción varía.

Una vez cocido, lo ponemos en un colador y lo refrescamos bajo el grifo con agua fría. Reservamos.

Pelamos y cortamos bien finito, yo uso un pelador de patatas, el pepino y la zanahoria Reservamos.

Cortamos en juliana la cebolleta.

Laminamos el aguacate y lo pincelamos con un poco de aceite para evitar que se oxide.

El alga nori lo hidrataremos en bol pequeño con agua. Estará listo en 5 a 10 minutos.

Vamos a preparar la oblea. Pon agua en un plato llano y grande. Llénalo de agua. Sumerge la oblea en el agua, con cuidado de no romperla, asegurándonos de que queda cubierta con el agua. Dejaremos durante 1 minuto aproximadamente. Sacamos con cuidado y extendemos sobre un plato.

Ponemos una cucharada del arroz cocido en el lado mas cercano a nosotros, unas tiritas de zanahoria, pepino, cebolleta, aguacate, alga nori (bien escurrida de agua) y sésamo. Enrollamos un poco, plegamos los laterales hacia el interior y seguimos enrollando, intentando que no quede suelto, como si formásemos un paquetito. Espolvoreamos con sésamo. Ya tenemos el primero. Seguimos enrollando hasta tener los rollos que quieras y empezamos a preparar la salsa.

En un vaso mezclaremos 3 partes de salsa de soja por 1 de aceite. Añádele un poquito de cebollino picado. Listo.

 

Rollitos vietnamitaswww.mimejorhornada.com

Rollitos vietnamitas

¡A DISFRUTAR!!

Olga

 

Helados de fruta

Ya es tiempo de empezar a preparar nuestros helados caseros. Si aún no te has lanzado, este es el momento. No pueden ser mas fáciles y mas naturales. Sin mas añadidos que la fruta y el azúcar. 

Os daré unas sugerencias fáciles para prepararlos. No es necesario que tengáis moldes. Podéis usar barquillos, galletas, vasos de plástico desechables, envases de yogur o simplemente vasos y tomarlo directamente.

Estos helados son ligeros, sencillos, rápidos y saludables.

Utiliza fruta madura, de esta manera el resultado será mas dulce sin necesidad de añadir azúcar.

Incluso puedes pedir a tu frutero de confianza, que te guarde fruta madura, normalmente será mas barata y podrás congelarla y preparar en un momento un estupendo helado. También te servirá para preparar mermelada.

Empezamos,

INGREDIENTES

  • Plátanos
  • Fresas o mermelada
  • Cerezas
  • Melocotón
  • Leche de coco
  • Yogur griego
  • Azúcar o miel
  • trozos de chocolate, de galleta, trozos de fruta …

Elige la fruta que mas te guste. Lávala y si la fruta es grande como el melocotón, deberemos trocearla para que luego triture sin problema. Pon los pedazos en una bolsa de plástico, para congelar y llévala al congelador extendida, para que luego podamos sacar la fruta congelada con facilidad. Si la apiñamos, tendremos un bloque de fruta congelada, difícil de separar.

Si utilizas azúcar es preferible que la tritures o que utilices azúcar glas. También puedes disolverla en unas cucharadas de agua. De está forma no encontraremos trozos de azúcar enteros. Haremos lo mismo si utilizamos miel.

Una vez que esté bien congelada, la trituraremos junto con el azúcar o la miel, si la pones, hasta conseguir la textura que ves en las fotos.

En caso de que no tengas ningún procesador, lo haremos al contrario. Trituraremos la fruta primero, la pondremos en un recipiente alargado, la llevaremos al congelador y cada cierto tiempo iremos revolviendo para Conseguir la textura que queremos.

En caso de que utilices palitos, tendrás que esperar que endurezca un poco para que el palo no se mueva.

Espero que cualquiera de estas sugerencias os animen a preparar vuestros helados caseros.

Yogur griego con mermelada de fresa

Si quieres puedes preparar la mermelada casera. Pon un tazón de fresas en un cazo a fuego medio, añade un par de cucharadas de azúcar y unas gotas de zumo de limón. Estará listo cuando veas que las fresas han perdido su forma, han soltado líquido y se queda como una especie de jarabe. Retira de fuego. Deja enfriar. Monta el helado alternando capas de yogur y mermelada.

Helado de yogur griego con mermelada de fresaswww.mimejorhornada.com

Helado de yogur griego con mermelada de fresas

Helado de cerezas 

Realmente es un sorbete, porque unicamente congelaremos la fruta y trituraremos. Tan simple y tan rico. Puedes añadirle un poco de cava y tendrás un sorbete de lo mas refrescante.

 

Helado de cerezaswww.mimejorhornada.com

Helado de cerezas

Plátano y coco 

Esta mezcla me encanta. Al coco le añado algo de azúcar, al plátano nada, porque no lo necesita. En este caso he utilizado como palo, una rama de un arbusto, bien lavada y seca. Os podría contar que era para darle un aspecto distinto, pero la verdad es que cuando los termine, me dí cuenta que no tenía palos. Es una opción estupenda, que no sea por falta de recursos. 

Helado de plátano y leche de cocowww.mimejorhornada.com

Helado de plátano y leche de coco

Plátano y chocolate 

Cuando viene el buen tiempo, es uno de mis postres favoritos. Siempre tengo plátano congelado. Sin nada de azúcar y como premio un poco de chocolate rallado, aunque solo está delicioso. Un helado sin culpa.

Helado de plátano con virutas de chocolatewww.mimejorhornada.com

Helado de plátano con virutas de chocolate

Plátano y melocotón 

Puedes hacer todas las combinaciones que quieras. El plátano siempre queda con una textura muy cremosa, sin añadir mas y el melocotón lo hace realmente fresco. No me digáis que no apetece ponerse manos a la obra.

 

Helado de melocotón con plátanowww.mimejorhornada.com

Helado de melocotón con plátano

 

Listo.

¡A DISFRUTAR!!

Olga

Espaguetis de calabacín con pesto de espinacas

Empezamos la semana con una receta de espaguetis de lo mas saludable, ligera, fácil, rápida y que seguro que vas a preparar un montón de veces.

Cuando compres calabacines, y para saber que son realmente frescos, elígelos de tamaño medio (de esta forma no tendrán tantas pepitas), lisos, firmes y brillantes.

La salsa te aconsejo que la hagas en el momento o como mucho consúmela al día siguiente. Esta salsa te puede servir para acompañar unos bastones de zanahorias y apio, para poner a un sandwich, de aliño para unos tomates, para un plato de pasta …

Con esta cantidad tendrás como para 3 platos. Si te parece mucho, haz la mitad de la receta.

No hace falta que tengas el cacharro para hacer los espaguetis, ayúdate de un pelador de patatas y saca tiras. Ves girando el calabacín, para que de esta forma no te salgas excesivamente anchas.

Empezamos,

Espagueti de calabacín con pesto de espinacaswww.mimejorhornada.com

Espagueti de calabacín con pesto de espinacas

 

INGREDIENTES (para la pasta)

  • 2-3 calabacines de tamaño medio

INGREDIENTES (para la salsa)

  • 3 puñados de hojas de espinacas de bolsa
  • 1 puñado de nueces o almendras crudas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1/2 diente de ajo
  • 8-10 hojas de albaca fresca
  • 6 cucharadas de agua
  • sal
  • queso parmesano rallado

Lava a conciencia los calabacines, porque los dejaremos la piel. Yo los froto con un estropajo suave que tengo para este caso. Vamos sacando las tiras de calabacín.

Pon una sartén antiadherente, sin nada de aceite, echa las tiras de calabacín y saltea durante unos minutos, hasta que veas que ya no están tan firmes y puedes enrollarlos con facilidad con un tenedor. Pondremos sobre un colador para eliminar el líquido que puedan soltar.

En el vaso de la batidora ponemos las hojas de espinacas, las nueces o almendras, el aceite de oliva, el ajo, la albahaca y la sal. Trituramos hasta que quede una pasta. Añadimos el agua y trituramos nuevamente hasta que esté perfectamente mezclado.

Emplatamos el calabacín, echamos la salsa de pesto por encima y espolvoreamos con un poco de queso parmesano.

Listo.

Espaguetis de calabacín con pesto de espinacaswww.mimejorhornada.com

Espaguetis de calabacín con pesto de espinacas

¡A DISFRUTAR!!

Olga

 

 

Mahonesa casera

Mahonesa casera con aderezoswww.mimejorhornada.com

Mahonesa casera con aderezos

 

Hace unas semanas, mi hija invitó a una amiga a comer a casa. Les preparé una hamburguesa, que es una de los platos infalibles para los chicos.

Mientras montaba la hamburguesa, le pregunté como la tomaba, con lechuga, sin cebolla, con pepinillo … Al preguntar si quería mahonesa, me dijo: ¡Uff, no me gusta!

Yo en ese momento, pensé cual sería la razón para que no le gustase, pero en cuestión de gustos no vamos a entrar.

Mi hija se apresuró a contestarla: “¡pero como qué no te gusta la mahonesa! Eso es que no has probado la de mi madre. En ocasiones las madres para las hijas somos lo mas, por hacer una mahonesa (me encanta).

Empezamos a hablar del tema y lo que en realidad ocurría, es que esta chica no había probado nunca una mahonesa casera.

Se comió la hamburguesa con mahonesa, que por cierto para ella fue todo un descubrimiento y por supuesto, tal y como hice en su momento con mis hijas, no se marcharía de casa sin aprender a hacerla.

Creo que es tan importante enseñar a diferenciar a nuestros hijos, el buen pan del pésimo o darle valor a un plato cocinado por nosotros, como un apartado mas en sus enseñanzas.

Así que para todos aquellos, que se os resista o que hayáis tirado la toalla, os dejo mi receta de mahonesa casera.

Marta se fue tan contenta y yo me quedé de lo mas satisfecha. Es un placer compartir.

Realmente la mahonesa es sencilla de hacer, rápida y sin añadir mas que aceite, huevo y sal.

También puedes utilizar aceite de girasol, si quieres que la mahonesa tenga un sabor más suave  

En este caso, vamos a mezclarla para que tengamos cuatro variantes de lo mas facilonas.

Empezamos,

Mahonesa casera con aderezoswww.mimejorhornada.com

Mahonesa casera con aderezos

 

INGREDIENTES (para la receta base)

  • 250 ml de aceite de oliva suave
  • 1 huevo
  • sal

INGREDIENTES (para las variantes)

  • miel y mostaza
  • curry (en pasta o en polvo)
  • salsa kimchi
  • cebollino fresco

Empezamos haciendo la mahonesa. En un vaso de batidora, ponemos un huevo. Da igual que esté frío o a temperatura ambiente. Echamos un buen pellizco de sal y todo el aceite. Yo no echo ni limón, ni vinagre, pero si te gusta puedes poner unas gotas.

Ponemos el cabezal de batir dentro del vaso, que se apoye en la base. Si tu batidora tiene velocidades, empieza a batir en una velocidad media, en caso contrario batiremos con la velocidad que tenga la batidora.

Empezamos a batir sin mover la batidora de la base del vaso muy lentamente, durante 4 a 5 segundos. Pasado este tiempo, empezaremos a mover el cabezal de derecha a izquierda, pero sin levantar, siempre apoyando el lado que corresponda.

No se trata de batir, lo que estamos haciendo es conseguir que la mezcla emulsione.

Irás viendo que empieza a hacerse densa por abajo. Ahora iremos muy lentamente haciendo círculos con la batidora para ir mezclando el aceite a la parte emulsionada y conseguir que quedé integrada. Prueba de sal.

Se puede dar el caso de que se nos corte. Sabrás que está cortada, porque la mezcla se vuelve más líquida y con el aspecto de cuando se corta la leche.

Para solucionarlo, añadiremos un huevo a la mezcla y empezaremos a batir nuevamente.

Ten en cuenta que para conservar esta mahonesa tendrá que guardarse en el frigorífico.

Ahora puedes dejarla tal cual o probar cualquiera de las mezclas, rápidas y fáciles, que te propongo.

Aquí no hay regla de la cantidad que añadiremos, dependerá de la cantidad de mahonesa que utilices. Puedes empezar poniendo media cucharadita e ir añadiendo mas en función de tu gusto.

 

MAHONESA CON MIEL Y MOSTAZA

Un clásico. Me gusta mezclar la mahonesa con miel y mostaza y preparar bastoncitos de zanahoria, apio, pepino…También puedes utilizarlo para acompañar unas patatas fritas o una ensalada y un puñado de nueces.

MAHONESA CON CURRY

La intensidad del curry da una gracia especial a cualquier plato y con la suavidad de la mahonesa queda deliciosa. Quedará estupenda acompañando un sándwich de pollo, unas rodajas de tomate y algo de queso. A mí me encanta ponerle unas láminas de pepino.

MAHONESA CON SALSA KIMCHI

Esta salsa ha sido un descubrimiento reciente y me encanta. Mezcla la mahonesa con ½ cucharadita de salsa kimchi y dale un gusto a tus papilas gustativas. Es una salsa de sabor intenso, agridulce y con un toque picante. Puedes encontrarla en tiendas de alimentación asiáticas o en tiendas especializadas. Esta mezcla va estupenda con un sándwich o una tosta con langostinos.

Tosta de langostino con salsa kimchi

Tosta de langostino con salsa kimchi

 

MAHONESA CON CEBOLLINO

Las aromáticas siempre aportan un toque fresco a las salsas. Si añades una cucharada de cebollino fresco picadito, alegrarás una ensalada de patata o una sencilla ensalada de tomate.

Listo.

¡A DISFRUTAR!!

Olga

Pasta de pimientos con nueces

 Mi madre hacía una ensalada de pimientos asados sencilla y riquísima, que me encanta. Yo sigo haciéndola, pero en ocasiones hay recetas que transformo para darles una forma distinta.

Está además es la versión rápida, aunque si tienes tiempo o guardas un bote de pimientos asados por tí, el resultado mejora considerablemente.

El éxito de este plato es elegir un bote de pimientos de calidad y un buen aceite de oliva, porque merece la pena. Si no tienes nueces, puedes emplear almendras. También puedes jugar con la cantidad de ajos para hacerlo mas o menos fuerte. Igualmente con el aceite para hacerlo mas o menos ligero.

Puedes emplear esta pasta para tomar de picoteo acompañado con pan o con bastones de zanahorias o de apio, para sándwich con anchoa, con jamón bien fino, con unos tomates secos en aceite, con un queso de cabra …

Es fácil, rápido y buenísimo.

Empezamos,

Pasta de pimientos y nueceswww.mimejorhornada.com

Pasta de pimientos y nueces

 

INGREDIENTES

  • 1 bote pequeño de pimientos asados
  • 2 cucharadas de nueces
  • 15 gr de miga de pan
  • ½ cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de orégano seco
  • 1 cdta de vinagre blanco
  • 4-5 dientes de ajo
  • 2-3 cucharadas aceite de oliva virgen
  • sal

Ponemos una sartén a fuego medio. Pelamos y laminamos los ajos. Los añadimos a la sartén y bajamos el fuego. Queremos que los ajos se hagan lentamente, que no cojan color. Se hacen rápidamente, no te alejes de la sartén, porque tienden a quemarse con facilidad. Reservamos.

En una batidora o procesador de alimentos, ponemos los pimientos escurridos, sin nada de líquido, las nueces, la miga de pan, el pimentón, el orégano, el vinagre, la sal y los ajos reservados.

Trituramos hasta obtener una pasta y listo.

Pasta de pimientos y nueceswww.mimejorhornada.com

Pasta de pimientos y nueces

¡A DISFRUTAR!!

 

Olga

Hamburguesa de atún (de lata)

¡Hola chicos! Vamos a por la receta del lunes.

Imagínate que ayer se te ha olvidado sacar del congelador, los filetes de pollo que tenías pensado para la comida o la cena de hoy, y no tienes tiempo ni para pasarte por el súper.

Te propongo que prepares esta rápida, ligera y riquísima hamburguesa, con atún en lata, que tendrás lista en tiempo record, con un resultado estupendo.

Con esta cantidad tendrás para aproximadamente 3 hamburguesas de tamaño medio.

He utilizado atún al natural, porque es mas ligero. Si no lo has utilizado nunca, fíjate bien cuando lo compres, para no confundirlo.

Prepárate un pan para acompañarlo, y añadéle algo de verde y tu salsa preferida, o si quieres hacerlo mas ligero con una ensalada.

Empezamos,

 

Hamburguesa de atún (de lata)www.mimejorhornada.com

Hamburguesa de atún (de lata)

 

INGREDIENTES

  • 3 latas pequeñas de atún al natural
  • 1 trocito pequeño de cebolleta picada
  • 1 huevo
  • 30 gr de miga de pan
  • 1 cda de crème fraîche o queso tipo philadelphia
  • 2 cdas de leche
  • 1/2 diente de ajo
  • cebollino, perejil, orégano, cilantro … (el que prefieras)
  • sal

Ponemos la miga de pan a remojo con las 2 cucharadas de leche. Reservamos.

Abrimos las latas y las escurrimos, para eliminar el líquido. Reservamos.

En un bol echamos el huevo, añadimos la crème fraîche o el queso crema y batimos hasta integrar.

Picamos la cebolla, bien picadita. Haremos lo mismo con el ajo e incorporamos al bol.

Echamos la miga de pan y el atún. Por último la hierba que hayas elegido.

Mezclaremos todo muy bien, puedes hacerlo a mano o ayudarte de algún procesador. No es necesario que lo mezcles en exceso.

Ponemos a fuego medio-alto, un poquito de aceite en una sartén antiadherente y vamos formando las hamburguesas.

Hacemos una pelota, aplánamos ligeramente, redondea los bordes y cuando esté bien caliente, echaremos las hamburguesas. Baja el fuego y deja que se hagan pero no en exceso, para que no queden secas. Con cuidado damos la vuelta para que se hagan por la otra cara. Listo.

¡A DISFRUTAR!

Hamburguesa de atún (de lata)www.mimejorhornada.com

Hamburguesa de atún (de lata)

 

Olga