Polos de fruta

Polos de fruta www.mimejorhornada.com

Polos de fruta

 

Es tiempo de helados. Pues eso, que vamos a prepararlos sanos, fáciles y ricos.

Me encanta hacer polos, es un vicio. Puedes hacerlos con lo que te guste, hacer combinaciones de sabores, añadir miel o azúcar para endulzar o nada si la fruta es madura o si no quieres añadir mas calorías.

Son estupendos si tienes chavales en casa, se pueden hartar de polos porque no tienen ni conservantes ni colorantes, son pura fruta, o para picotear y refrescarte de una forma ligera.

Yo en este caso, los he hecho de manzana, kiwi y limón. Añadiendo un poquito de azúcar al limón.

Que no te eche para atrás la idea por no tener moldes. Aunque hay moldes para todos los bolsillos, hay veces que ya no tenemos espacio para tanto cacharro. Agudiza tu ingenio. Puedes utilizar vasos pequeños de plástico desechables, vasitos de cristal pequeños que tengas por casa, utilizar algún molde que tengas de repostería …

Espero que te animes, los hagas y me cuentes tu combinación preferida.

Empezamos.

 

INGREDIENTES

  • 1 manzana
  • 1 kiwi maduro
  • 1 limón (el zumo)

 

Lavamos y pelamos la fruta. Trituramos la fruta por separado, bien triturada para evitar encontrar trozos de fruta (sobretodo si los polos son para los mas pequeños).

Vamos a empezar haciendo las capas de fruta. Ponemos 2 a 3 cucharadas de la fruta que elijas en el envase elegido y lo llevaremos al congelador hasta que esté bien firme, de modo que al poner la siguiente capa no se mezclen. Al cabo de un par de horas sacaremos y pondremos 2 a 3 cucharadas de la siguiente fruta. Volvemos a llevar a la nevera nuevamente, hasta que esté listo. Ponemos la última capa de fruta y esperaremos una hora mas hasta comprobar que al pinchar el palo se queda fijo. Hay moldes que puedes poner directamente el palo y despreocuparte.

Ya solo queda esperar y tener paciencia para degustar estos maravillosos polos caseros.

¡A DISFRUTAR!!

 

Olga

 

NOTAS

 

  • Acortarás tiempos si metes la fruta triturada a la nevera, para que esté bien fría.
  • Asegúrate de que el palo queda bien recto, al dejarlo en el congelador.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *