Tiramisú de fresas

Tiramisu de fresa

Estamos en temporada de fresas, así que mi propuesta de hoy, es una combinación riquísima y clásica de fresas, nata y bizcocho. Una variación del famoso postre italiano, que os encantará.

Si las fresas no son tu fuertes, con melocotones va muy bien, pero tendremos que esperar unos meses para poder disfrutarlo.

Postre súper fácil, para principiantes y para quedar bien en cualquier ocasión que merezca un dulce.

Puedes presentarlo en tamaño grande, si sois muchos o en pequeñas tartaletas individuales, y te quedarán perfectos.

Queda mucho mejor, si lo preparas el día anterior.

Empezamos, 

INGREDIENTES 

  • 500 gr de fresas aproximadamente
  • 500 gr de nata para montar muy fría
  • 4 cucharadas de queso crema tipo Philadelphia
  • 1 bolsa de bizcochos de soletillas (yo he utilizado los duros)
  • 1 vaso de leche
  • 4 cucharadas de azúcar blanca + 3 para la cobertura

 

Lo primero que haremos será preparar el molde. Yo he utilizado un tuper de cristal. Lo he forrado con papel film, dejando que el plástico caiga por los laterales, para de esta forma, poder desmoldarlo con facilidad.

También puedes utilizar un aro de emplatar grande, de los que puedes adaptar según el tamaño que quieras.

Empezamos lavando las fresas y quitamos la parte verde. Cortamos en cuadraditos pequeños, de esta forma será mas fácil cortarlo. Dividimos el total de fresas en dos y reservamos.

Una parte la utilizaremos para rellenar el tiramisú y con la otra haremos la cobertura.

Una de estas partes la ponemos en un cazo, junto con 3 cucharadas de azúcar aproximadamente. Dependerá si te gusta mas o menos dulce. Puedes ir probando. Llevamos a fuego medio, hasta que veamos que espesa ligeramente y tiene un aspecto como de mermelada. Retiramos del fuego y ponemos en un tarro de cristal, que llevaremos al frigorífico cuando esté frío. Ten en cuenta que cuando enfríe, quedará mas espesa.

Montamos la nata, yo la meto diez minutos antes en el congelador, para que esté bien fría y monte mas fácilmente.

La ponemos en el vaso y batimos hasta que veamos que empieza a espesar. Entonces añadiremos poco a poco las cuatro cucharadas de azúcar. Seguimos batiendo hasta que la nata esté bien dura.

En un bol amplio, ponemos el queso crema y le damos unos golpes con la batidora, hasta que esté menos compacto. Añadimos la nata y mezclamos suavemente. Reservamos.

Vamos poniendo en el molde capas de bizcochos, bien juntitos. Yo me ayudo de un pincel de cocina para mojar ligeramente los bizcochos con la leche. También puedes poner la leche en un plato hondo y mojar un segundo el bizcocho por cada lado.

Es importante que no los mojes demasiado. Si los empapas demasiado, el desmoldado no te quedará firme.

Encima pondremos una capa de la mezcla de nata montada con queso crema. Alisa la superficie y cubre todos los rincones.

Ponemos una capa de las fresas frescas reservadas.

Volvemos a repetir la operación con la capa de bizcochos, luego la nata. Tapa con film transparente y déjalo reposar en la nevera durante toda la noche.

Al día siguiente y cuando tengas que montar el tiramisú, ponemos por encima la mermelada de fresas, que teníamos reservada y listo.

¡A DISFRUTAR!!

Olga

 

 

 

Tarta Pavlova

mimejorhornada.com-625

Tarta Pavlova

 

Esta fabulosa tarta, lleva su nombre en honor a la bailarina rusa Anna Pávlova. Cuenta la historia que en una gira por Nueva Zelanda, allá por 1926, el chef del hotel donde se alojo, decidió sorprender a la bailarina con esta obra maestra de la repostería. Hay historias inciertas sobre el origen de la tarta, pero lo indiscutible, es que es una tarta deliciosa. Crujiente en la base, ligera en el relleno, ácida por los frutos rojos y en conjunto extraordinaria. Posiblemente una de las mejores tartas que jamás he probado. No os exagero. Probad a hacerla, es muy sencilla y dejareis a todos con la boca abierta, porque el resultado es de 10. En casa vuela y gusta a todos.

ADVERTENCIA: Es adictiva!!!

Empezamos.

 

 

Ingredientes

 

  • 3 claras de huevo
  • el peso de las claras en azúcar blanca
  • el peso de las claras en azúcar glass
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 cucharadita de zumo de limón

 

Para el relleno

 

  • 500 ml nata para montar
  • 80 g azúcar glass
  • frutos rojos
  • papel hornear

 

Precalentamos el horno a 140 grados. Ponemos las claras en un bol y empezamos a batir, a velocidad media con las varillas, añadimos el limón y cuando empiecen a montar añadimos poco a poco el azúcar normal y después el azúcar glass y batimos 5 minutos a máxima velocidad hasta que el merengue esté listo (un truco es poner el bol boca abajo, si el merengue esté estable no se caira). Añadimos la esencia y la maicena. Batimos ligeramente hasta incorporarlo.

Sobre la hoja de papel marcamos el circulo, con un rotulador, damos la vuelta a la hoja y vertemos el merengue sobre el redondel que hemos marcado. Metemos al horno una hora. Pasado esté tiempo, apagamos el horno y dejamos 30 minutos mas. Sacamos y dejaremos que se enfríe sobre rejilla. No preocuparos si tiene grietas, es normal.

Mientras enfría el merengue montaremos la nata, que estará muy fría. Empezamos a batir y cuando veamos que tiene una consistencia más densa, añadimos el azúcar poco a poco. Batiremos sin pasarnos, en cuando esté montada paramos, ya que si nos pasamos batiendo conseguiremos mantequilla.

Con cuidado separamos el papel de hornear del merengue y lo pasamos al plato donde lo vayamos a servir. Ponemos una buena capa de nata montada y decoramos con nuestros frutos rojos.

 

 

NOTAS

 

  • Es muy importante que el bol donde montemos las claras esté limpio y sin restos de grasa y además que las claras no tengan nada de yema, porque no montarían.

 

  • Podemos meter la nata unos minutos al congelador para que esté muy fría antes de montar y si ponemos en la nevera el recipiente donde la montaremos, mejor. Para saber que la nata está lista, veremos como se quedan marcadas las varillas en la nata.

 

  • Puedes utilizar frutos rojos combinados o si quieres ajustar el presupuesto ponemos solo fresas y estará igualmente riquísima.

 

  • Yo he dividido el merengue en tres discos de distintos tamaños. Puedes hacerlo como prefieras: sobre una, dos o tres bases.

 

mimejorhornada.com-622

Tarta Pavlova

 

¡¡¡A DISFRUTAR!!!

 

 

Olga