Tiramisu

 

 

Este delicioso postre, es un clásico en Italia y también en mi familia.

Mi tía Paquita, lo borda. Es el postre mas solicitado. No se los que lleva a sus espaldas, pero cierto es que gracias a ella, todos hemos aprendido y disfrutado está estupenda receta, que no falta en las reuniones familiares.

Sencilla y riquísima, estupenda para cualquier ocasión, ya que únicamente necesitaremos una batidora para prepararlo y lo tendremos listo en un abrir y cerrar de ojos.

Empezamos.

Tiramisu.www.mimejorhornada.com

Tiramisu

INGREDIENTES 

  • 500 g de nata para montar
  • 1 tarrina queso philadelphia normal
  • 1 bolsa de bizcochos de soletilla (de los blanditos)
  • 2 vasos de café frio o puedes preparar diluyendo 2 cucharaditas de nescafé por vaso de agua
  • 4 cucharas de azúcar
  • 1 tableta de chocolate negro o con leche

 

Necesitamos tener la nata bien fría. Para ello, puedes meter el envase de la nata unos diez minutos antes en el congelador.

Montaremos la nata con ayuda de una batidora. Empezamos a batir y cuando veamos que empieza a parecer una crema, añadimos el azúcar poco a poco y seguimos batiendo hasta que veamos que la nata tiene una consistencia espesa. Reservamos.

Sacamos el queso philadelphia a un bol y con un tenedor batimos bien. Vamos incorporando la nata poco a poco con el queso hasta que este bien mezclado. Reservamos.

En un recipiente ponemos el café y vamos mojando ligeramente los bizcochos. Este paso es importante, ya que el bizcocho no tiene que quedar empapado.

Vamos poniendo los bizcochos sobre el molde que utilicemos, hasta completar la base. Luego pondremos una capa de la mezcla de nata y queso. Volvemos a poner otra capa con bizcocho mojado en el café y así hasta tres capas, terminando con la de nata y queso. Rallaremos un poco de chocolate, cubriremos la última capa y llevaremos a la nevera hasta el momento de servir.

Listo.

 ¡A DISFRUTAR!!

Olga

 

  • Yo en este caso lo he presentado en bizcochos individuales, para ello he utilizado un aro de emplatar y dentro de él he colocado una lámina de acetato (que podéis encontrar en cualquier papelería). De esta forma, al desmoldarlo, no arrastramos las capas y el corte queda mas limpio.
  • Si no hay niños, podéis añadir al café un toque de licor de café o coñac.
  • Es importante que lo hagáis el día anterior para que el bizcocho se asiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *